Ana Morales — @anamorales_rom — Cuando tienes súper clara la parte de tu anatomía en la que deseas focalizar casi toda tu atención (y la de tu entrenamiento), puede que el listado infinito de clases colectivas que ofertan en nuestros días la mayor parte de los gimnasios acabe resultándote confuso y poniéndote difícil la elección. El material empleado para estos ejercicios es muy variado. Empleamos poleas, balones medicinales, bandas elásticas, rollos de espuma, mancuernas, core bags… Lo esencial es que esté bien dirigido por un profesional que consiga que sea verdaderamente un entrenamiento funcional amoldado a las necesidades individuales de cada uno de ellos, ya que por el hecho de utilizar este material, no garantiza que sea funcional ni que fortalezca lo que verdaderamente se necesita potenciar”, aclara Castillo.

Felicidades y gracias por ese don tan grande para explicar de manera clara Puedo decir que por periodos de tiempo he llevado una dieta cetogena y jamás he tenido colesterol , azúcar en sangre , coste arterial alta etc …. En mi familia todos hipertensos …. Pero yo no y lo atribuyó a la dieta que hacía para bajar y mantener el peso y el día de hoy descubro con lo que explica que es merced al estilo de nutrición que he llevado. Tengo cincuenta y seis años y merced a Dios estoy saludable. Doy fe de que una dieta con pocos carbohidratos sostiene nuestro organismo en buen estado Gracias otra vez y no deje de hacer estos programas tan interesantes.

Me genera dudas cuando se dice lo de: un deportista comenzado podria completar un ultra en menos de un año con SOLO entrenamiento funcional. Mi experiencia me afirma que corredores noveles/amateurs tienen complejidad en alcanzar volumenes mayores a 200 km mensuales y poder tener una buena adaptación a este entrenamiento en tanto que les genera mucha fatiga a nivel central, y por eso creo que con un buen plan de entrenamiento de fuerza puede reemplazar varios adiestramientos semanales, quitando kms y haciendo que la performance del deportista llegue a un nivel optimo.

Cuando empecé a viajar a solas por África, en 2010, era algo nuevo. Empecé a autograbar y autoeditar vídeos de mis experiencias en el desierto. No sólo sobre las olas, sino más bien asimismo sobre las largas noches de espera, pensamientos… y descubrí que no era sólo una experiencia personal, sino más bien algo para compartir por las redes. Es un privilegio que haya miles de ojos y oídos al otro lado de la pantalla escuchándote, viéndote. 7 años tras aquello, sigo viajando, compartiendo y gozando de lo que me ha tocado. Y me veo haciendo lo mismo en un futuro. Cumpliendo sueños.

Vale, tu problema es que te gusta comer. Aceptarlo es el primer paso. Mas si dispones de tiempo para adiestrar y de las ganas precisas, tienes la combinación perfecta para perder peso de la manera más saludable y equilibrada: combinar ejercicio y dieta en partes iguales.

Quantcast