Aquello de ‘no se les ocurra intentar esto en casa’ debería figurar en la letra pequeña de la última moda entre los adictos al running: se trata del retrorunning – arte de correr cara atrás (sin partirte la crisma)-. Al principio, con ir un día al gimnasio va a ser suficiente para asentar una buena base muscular, mas lo idóneo es ir 2 3 veces a la semana al gimnasio a hacer 30-45 minutos de ejercicios de pesas. De este modo podemos dedicar un día a trabajo de fuerza-resistencia en circuito y otro día a trabajar más la potencia (con más peso), de los músculos que intervienen en la carrera.

La comodidad y la seguridad que nos aporta nuestra casa es inigualable, y en muchas ocasiones lo convierte en un sitio idóneo para determinado género de adiestramientos para esos días que, aunque algunos es por carencia de tiempo, el cansancio y la vaguería hacen que no vayamos al gimnasio no salgamos a correr.

Todo esto tomando en cuenta que la pérdida de peso se genera como resultado de ingerir menos calorías de las que gastas. Se puede gastar calorías a través del ejercicio la restricción de la ingesta de calorías a través de la dieta. Nuestras necesidades diarias de calorías dependen de una variedad de factores, incluyendo la edad, peso, altura, sexo y nivel de actividad. Normalmente, las mujeres requieren entre 1.500 y dos mil trescientos calorías por día, y los hombres precisan entre dos mil y 3.000 calorías por día.

Curiosamente ayer me puse a hacer sprints mientras que corría. Salí a hacer ejercicio con una amiga la cual iba MUCHO más lenta que yo, y para no aburrirme, algunas veces lo que hacía es sprintar al 90 por ciento de mi capacidad. En tres veces que lo hice me percaté de que había sudado muchísimo, es como si hubiera utilizado otros músculos totalmente diferentes.

Es un ejercicio muy completo, trabaja los músculos isquiotibiales, cuádriceps y glúteos primordialmente. Es además un ejercicio que se semeja mucho a las actividades de la vida diaria y/ laboral por lo que tiene una transferencia útil. Así, vas a poder hacer más de forma cómoda las labores del cada día, con menos fatiga.

Elevación de talones: Ponte de puntillas en el borde de un bloque/bordillo. Comienza con los talones bajo las puntas de tus pies. Levanta tu cuerpo tan alto como puedas, soporta unos segundos y baja despacio. Puedes hacerlo más difí­cil con una sola pierna.

En este video, el entrenador Pablo Ulloa propone una rutina de 7 ejercicios de potencia que puedes practicar en cualquier lado. Saltos con cajón a una pierna, skipping corto con piques, lunges con salto y sentadillas explosivas son ciertos trabajos que encontrarás.

Quantcast