No permitas que la soledad se apodere de tus adiestramientos de running y consulta los mejores conjuntos para correr por la villa de Madrid. Hay estudios ( este este por servirnos de un ejemplo) que prueban que trabajar tu fuerza no solo reduce tus posibilidades de lesionarte, sino mejora tu desempeño, singularmente a la hora de realizar un esfuerzo adicional, como por ejemplo un sprint final a la meta!

Este clásico juego de nuestra infancia se convierte en un fabuloso ejercicio cardio que vamos a poder practicar en cualquier lugar, en especial en casa. No precisas dedicarle mucho tiempo, es suficiente con que puedas saltar a la comba a lo largo de treinta segundos seguidos. Si lo haces a intervalos seria ideal, es decir 30 segundos de ejercicio y 10-quince de descanso. Lo que te resultaba tan simple de pequeño, veras que ahora de adulto se convierte en un ejercicio bastante demandante.

Para los corredores nóveles es más importe para prosperar el ir aumentando el tiempo de los rodajes aeróbicos (a ritmos suaves) a ponerse hacer cuestas sin un preparación previa. En paralelo a ir incrementando el tiempo en el que estamos corriendo, podemos ir efectuando unos ejercicios de fortalecimiento.

Sentadillas. Es el ejercicio más completo e indispensable para cualquier corredor. Erguido, con los pies separados a la altura de los hombros, tratamos de bajar los glúteos , como si fuésemos a sentarnos en una silla, bajando hasta formar con nuestras piernas un ángulo recto (90º). Subimos a la posición inicial y repetimos. Al bajar debe cerciorarse de que sus rodillas no exceden la vertical que marcan las puntas de sus pies.

Tengo cuarenta y tres años jamás he efectuado ningún género de actividad física, además tengo los huesos laxos, cuando empece a correr la primera vez no tenia ni idea y me lesione el soleo. Realice una investigación de la pisada y me comentaron que mi técnica no era adecuada puesto que talonaba mucho, me dijeron que corriese con pasos cortitos, con el propósito de evitar talonar.

Tenemos a Salva hibernado” preparando un examen, de ahí que procuraré responderte yo. Cuando empieces a correr, una buena forma de hacerlo es procurando hacer ejercicio aeróbico en lugar de anaeróbico. A un setenta y cinco-ochenta por ciento de tu frecuencia cardiaca máxima (en torno a las 140 pulsaciones) puedes comerte” kilómetros y kilómetros.

Antes de dejaros los ejercicios quiero daros un pequeño consejo; este género de trabajo si bien seguramente muchos lo habeis visto alguna vez, no dejan de ser tremendamente efectivos. Son ejercicios destinados a un trabajo aerobico de piernas, donde lo que se busca no es aislar la musculatura como pasa en muchas tramas del gimnasio, lo que interesa es aprender a emplear el equilibrio muscular que nos beneficiara en la carrera.

Quantcast