Te contamos de qué manera entrenan y qué comen ciertas los cuerpos más envidiados del ‘fitness’, que este domingo seis de diciembre se dan cita en el acontecimiento Reebok Crossfit en Madrid. Ya son muchas personas las que me han dicho que no van al gimnasio para no ponerse demasiado grandes y perder agilidad”. Baloncestistas y futbol, corredores, tenistas e incluso algún jugador de pádel. Como siempre pasa en estos casos, es un problema de desinformación y de olvidarnos de lo básico: El adiestramiento de un corredor en el gimnasio no es exactamente el mismo que el de un culturista. Es más, meditar que por adiestrar con pesas te pondrás de esta forma es absurdo, tu entrenamiento no es exactamente el mismo.

Del mismo modo que la sentadilla, las flexiones contribuyen a la mejora de las cualidades físicas. Después de un adiestramiento constante a base de flexiones notaras un incremento en la fuerza, resistencia, equilibrio y, evidentemente, unos pectorales envidiables.

Pasamos a utilizar el fitball, pelota de Pilates balón de fitness. Nos explican dos situaciones, la primera y más fácil es colocarnos en forma de plancha con los brazos apoyados sobre la bola, siempre con la espalda plana, ni demasiado elevada ni demasiado baja, sin arquear. Se sostiene la situación a lo largo de unos segundos y se descansa.

Remo horizontal: Un ejercicio multiarticular pensado para activar la zona precedente del brazo y la espalda media y alta. Para esto emplearemos una Fit band que nos aportará la resistencia necesaria para conseguir el trabajo muscular buscado. Recuerda mantener la columna vertebral alineada y las escápulas atrasadas anteriorizando el pecho al terminar el movimiento.

En lo que se refiere a lo de los ejercicios para la panza, lo idóneo es que te asesore alguien que te pueda ver y guiar por el hecho de que no existen como tales sino es un trabajo general que poquito a poco te va a ir llevando a perder panza y de todo lo demás. Eso sí, también tendrás que trabajar seguramente con la alimentación.

Sí, esas zonas que más nos preocupan a las mujeres – piernas y abdomen -, son las que más se trabajan a lo largo del salto y, por ende, las que se fortalecen con mayor intensidad. Es una actividad física que efectúa un buen entrenamiento a nivel de piernas y core. Se va a trabajar de forma intensa piernas, cuádriceps, isquiotibiales, glúteos , aductores y gemelos. De igual manera el core, los abdominales oblicuos y las lumbares trabajan bastante para estabilizar el cuerpo en cada salto”, añade.

Paralelamente a ir aumentando el tiempo de rodaje, debemos ir creando una base muscular. No hace falta apuntarse al gimnasio para forjarla. Con hacer unos simples ejercicios en casa, 2 3 veces a la semana, vais a ver como la musculatura comienza a responder.

Quantcast