Los regímenes proteicas están fundamentadas en una ingesta de alimentos con alto contenido en proteínas Estos alimentos son capaces, con su aporte proteínico, de modular el metabolismo, provocando saciedad y minoración del hambre y propiciando el perder peso en tanto que el cuerpo debe usar una mayor cantidad de calorías para hacer la digestión. Es simple entender que, cuanto más peso debamos desplazar, mayor va a ser el ahínco que deberemos realizar para hacerlo. Esto tiene una relación directa con el desempeño y con la aparición de las lesiones. En verdad, existen abundantes estudios que vinculan de manera matemática la probabilidad de aparición de lesiones en atletas profesionales en función de las medidas antropométricas y las desviaciones individuales de cada atleta de aquellos rangos que se consideran perfectos para la práctica de su modalidad deportiva.

Hoy existen un buen puñado de datos que señalan que la creatina es tan cancerígena como las manzanas. Con todo, sus efectos reales, su eficiencia, no está del todo clara. La sustancia todavía se halla asediada por la incertidumbre y las contradicciones. Unos la aman. Otros, simplemente, pasan de ella.

Nuestros suplementos han comprobado su eficiencia por medio de la realidad de la práctica deportiva. Muchos son los atletas que han optado por alguna de nuestras líneas de suplementación para agregar a sus dietas. Esta realidad es nuestra máxima garantía de crecimiento y el verdadero sello de calidad.

La capacidad de desempeño se halla ligada a la irrigación muscular. En tal sentido, la resistencia anaeróbica, contribuirá a aumentar el volumen de irrigación muscular, como a regularlo, después de realizar un esfuerzo físico. Los sacrificios ocasionados por los ejercicios de musculación pueden clasificarse como dinámicos (isotónicos) estáticos (isométrico). En materia deportiva, la resistencia anaeróbica será de mayor utilidad en competencias, como los cien los 200 metros llanos.

En concreto, se prevé un crecimiento de este sector como resultado del aumento de la preocupación por el bienestar y el cambio del paradigma del fitness a ‘strong is the new skinny’. Uno de los problemas identificados fue la carencia de productos de nutrición deportiva diseñados particularmente para este público, algo que cambia, según confirman los profesionales del campo.

Quantcast