Ana Morales — @anamorales_rom — Introducir nuevos elementos en nuestra rutina de fitness siempre y en toda circunstancia es una buena idea, tanto para trabajar mejor ciertos grupos musculares aspectos como la coordinación y el equilibrio como para incorporar un punto entretenido y dinámico a nuestro entrenamiento. Para aquellas personas que tengan un puesto de trabajo relacionado con la sanidad (auxiliar de enfermería: alimentación en geriatría, farmacia: Alimentación deportiva, pediátrica y geriátrica, enfermeros, podólogos, fisioterapeutas) y deseen especializarse. Conseguirás conocimientos que vas a poder aplicar desde el primero de los días.

En este módulo vas a aprender a valorar el estado nutricional del anciano. Conocer qué cambios fisiológicos se generan con el paso del tiempo, qué alimentos son precisos en esta edad, así como conocer los efectos de la interacción entre un alimento y un fármaco, la suplementación la alimentación artificial son conceptos necesarios para poder trabajar con esta clase de población de manera exitosa.

En cada deporte y atleta, existe un conjunto particular de necesidades y objetivos nutricionales, como alimenticios que se establecen, para la mejora del desempeño deportivo. Por este motivo, los hábitos alimentarios son diferentes entre los atletas. Como ejemplo se entiende que tengan diferentes hábitos alimentarios y necesidades nutricionales los triatletas y los culturistas; al usar diferentes estrategias dietético-nutricionales para la recuperación, por el mantenimiento de la condición física y en suma de la salud.

Destacamos el aporte de vitaminas A, B, C y Y también, su alto contenido en potasio, magnesio, calcio y ácido fólico, y sobre todo la concentración de BCAAs que aporta el extracto de moringa. Estos últimos, aminoácidos de cadena ramificada debido a su estructura química, son tres aminoácidos esenciales: leucina, isoleucina y valina. Los BCCAA favorecen la adecuada restauración muscular. Previenen distrofias y contribuyen a reducir significativamente los calambres musculares,siendo además de esto imprescindibles para la cicatrización y reparación muscular.

Comer bien, no sólo va a facilitar la práctica deportiva, sino va a mejorar el desempeño y nuestra sensación de bienestar. Si ya eres un deportista experimentado comienzas a planteártelo, estás de enhorabuena. Efectuar ejercicio físico regular y programado es un hábito de eficacia probada para una salud física y mental inmejorable.

Quantcast